btc

BTCClicks.com Banner

jueves, 29 de junio de 2017

Netflix empieza a subir el precio en algunos países



Netflix ha empezado a subir el precio en su cuota de suscripción mensual en algunos países. De momento, la compañía ha arrancado por Australia y es hoy cuando se hacen oficiales sus nuevas tarifas. La tarifa estándar, con definición SD sube un dólara mensual y la segunda opción, con resolución HD y dos reproducciones simultáneas sube dos dólares. También da el salto la más cara y completa, con resolución 4K como máxima y cuatro equipos en simultáneo, con tres dólares de sobrecoste. ¿Qué va a pasar en el resto de países?

Parece que Netflix tiene una misma respuesta a todas las polémicas de su servicio de su soporte de streaming: ‘Hacemos pruebas cada cierto tiempo para mejorar la experiencia‘ de los usuarios. Eso mismo dijeron cuando, hace apenas un mes, se detectó que algunos usuarios tenían que pagar más por su nueva suscripción. Y señalaron que este tipo de cambios sobre la plataforma no tienen por qué quedarse de forma definitiva. Ahora bien, el cambio de precio –que es una de las varias polémicas abiertas- sí ha llegado para quedarse, al menos en Australia.

Lo que pasará en España, en realidad, todavía no lo sabemos. La única referencia que tenemos es la de Australia, que es donde han empezado con este cambio de tarifas. Y lo cierto es que las variaciones son notables con respecto a la cuota mensual que, hace sólo unos días, pagaban los mismos usuarios. Como ya comentábamos, la subida es de entre uno y tres dólares en función de la modalidad seleccionada, siendo evidentemente los de la opción con 4K los más perjudicados. Y lo que hemos podido conocer también es que Netflix está avisando a los usuarios afectados sobre el cambio de tarifas, y ofreciendo un plazo de un mes para la aceptación de sus nuevas cuotas.

En Australia, eso sí, les ha afectado un cambio sobre el GST, su impuesto de valor añadido sobre los bienes y servicios. Lo habitual es que, ante este tipo de cambios, los servicios afectados afronten la variación sin perjudicar al consumidor. En este caso, sin embargo, los usuarios australianos de Netflix son los que van a cargar con el aumento del GST. Ahora bien, tampoco tiene demasiado sentido, en tanto que la cuota mínima sí se amplía un 10%, aproximadamente, pero la más completa sube un 20%.