btc

BTCClicks.com Banner

miércoles, 29 de marzo de 2017

Tails dice adiós a los 32 bits



Los usuarios de la distro más amnésica del mercado pronto tendrán que hacer nuevos planes, en el caso de que estén acostumbrados a desplegarla en máquinas de 32 bits.

A partir del 13 de junio y coincidiendo con el lanzamiento de Tails 3.0 se dejará de dar soporte a ese tipo de procesador, centrándose exclusivamente en los 64 bits.

Para el que no la conozca, mencionar que Tails es una distribución GNU/Linux basada en Debian y con escritorio GNOME que nos proporciona anonimato en internet utilizando la red Tor. Su uso se realiza en modo live, generalmente tirando de pendrive.

Si hace un par de semanas os adelantaba una decisión similar de Arch Linux (la ultima ISO de instalación 32 bits salió hace unos días y finaliza el soporte de dicha arquitectura en noviembre), vemos que en el caso de Tails las cosas se aceleran todavía más.

La decisión aunque puede ser discutible –yo la entiendo mejor en Arch, un sistema que siempre quiere estar a la última, que en Tails una distro dirigida a activistas de todas las partes del mundo preocupados por su privacidad–, no se ha tomado a la ligera y se han tenido en cuenta 3 factores:

La primera es la seguridad, ya que según mencionan en los procesadores de 64 bits es más fácil implementar tecnologías (ASLR, NX Bit) que los hagan comparativamente más resistentes a los exploits, especialmente a las vulnerabilidades por desbordamiento de buffer. Aunque en mi opinión –mucho menos experta– no siempre los procesadores más modernos son los más seguros, véase las movidas que hay con Intel IME.
Otro factor determinante ha sido la necesidad de hacer su desarrollo más sostenible. Los que os hayáis descargado alguna vez alguna de sus imágenes ISO habréis visto que solo había una opción a escoger independientemente de la arquitectura de vuestro ordenador (32 o 64 bits). El motivo es que desplegaba una imagen híbrida, que automáticamente reconocía nuestro procesador. En el caso de utilizar 64-bits nos encontramos un kernel de dicha arquitectura, pero rodeado de un espacio de usuario de 32-bits. No hace falta ser un lince para darse cuenta de que esto trae continuos problemas de compatibilidad y ralentiza el desarrollo de la distro.
Y el último punto es la popularidad, apenas un 4% de sus usuarios utilizan equipos de 32 bits actualmente. A mediados de 2015 eran el 15%. Dichos porcentajes fueron obtenidos de aquellos usuarios que reportaban bugs, por lo que no tiene que reflejar la realidad de forma exacta pero sirve para hacerse una idea.