btc

BTCClicks.com Banner

jueves, 16 de marzo de 2017

Ghostwriter un editor de texto

Para los escritores o aquellos que se dedican a la escritura de alguna u otra forma (blogueros, periodistas, etc) las cosas siempre fueron muy cambiantes, y es que en los comienzos de la era PC las aplicaciones de escritura eran bien básicas, prácticamente como lo que ofrecía una máquina de escribir y poco más, aunque desde luego con las innegables mejoras que significa poder guardar un archivo, eliminar algo, volver a guardar, etc.

Pero junto con el consiguiente mayor poderío de hardware y software, y luego con la llegada de internet, tenemos un problema que afecta a todo el mundo pero principalmente a quienes deben aprovechar los momentos de inspiración: las distracciones. Así es como al final nos encontramos recorriendo un camino inverso hacia aquello tan lejano y básico, pero tan necesario a la vez, y por ello hoy queremos hablar de Ghostwriter, una aplicación para GNU/Linux que nos permitirá escribir sin distracciones.

Se trata de una aplicación muy completa con varias características avanzadas como el soporte para marcado o destacado de sintaxis, para la navegación entre párrafos o para ofrecer un modo autofoco automático en la oración que le indiquemos. Desde luego tenemos también las típicas herramientas como chequeo de ortografía o el conteo de palabras, sin dejar de lado el soporte para insertar o embeber imágenes o la ventana de previsualización HTML, cosas estas que son fundamentales para cualquier escritor bloguero o también para un programador.

Para los amantes de la personalización tenemos el soporte para la utilización de temas y también se ofrece soporte para exportar nuestros trabajos en formatos PDF, ODF o RTF, sin dejar de lado al HTML a través de su procesador Sundown (incluso con la posibilidad de instalar otros como Pandoc, MultiMarkdown, Discount o CommonMark). Por último, si hablamos de imágenes podemos añadirlas a nuestros documentos con sólo arrastrar y soltar hacia su interfaz, así que como vemos estamos ante una herramienta que aunque busca simplificar al máximo nuestra tarea nos ofrece unas cuantas características.

Para instalar Ghostwriter podemos dirigirnos a su espacio en GitHub, donde tenemos la posibilidad de descargar paquetes para varias distros de GNU/Linux y como no, también su código fuente.