btc

BTCClicks.com Banner

lunes, 27 de febrero de 2017

Mozilla compra Pocket

Hace muy poco tiempo que saltaba la noticia: Mozilla ha comprado Pocket, y con ella sus 10 millones de usuarios. Desde la empresa responsable de Firefox se ha descrito la adquisición como una compra estratégica, y la aplicación anteriormente conocida como Read It Later seguirá operando como una subsidiaria de la empresa de Firefox.

Por ahora se desconoce la suma que Mozilla ha pagado, pero hay que tener en cuenta que es la primera adquisición de la responsable de Firefox y Thunderbird. No deja de ser, por otra parte, una especie de bienvenida, ya que el servicio llevaba tiempo funcionando como extensión de Firefox. Sin emabrgo, ¿por qué han comprado a esta especie de caja fuerte de artículos? Pues tal y como apuntan en The Verge, para ganar terreno en el mercado móvil.

Y es que no debemos olvidar que, aunque Firefox lleva tiempo presente como aplicación para Android e iOS, no consigue entrar en los dispositivos móviles, donde actualmente sólo tiene un 0,58% de cuota de mercado. Por otro lado, el declive de usuarios que experimenta en escritorio desde 2015 tampoco ayuda a tener una idea más clara de qué pasará con su futuro más inmediato.

Pocket llega al ecosistema de Mozilla con más de 10 millones de usuarios activos de forma mensual como ya se ha comentado, así como también un set de líneas de negocio existentes y potenciales en los que Mozilla podría meterse. Entre ellas se incluye la publicidad, un servicio de suscripción premium y servicios de analíticas para los editores.

Además, a diferencia de otros productos móviles de que Mozilla dispone, los usuarios parecen disfrutar de la experiencia de uso de Pocket. Denelle Dixon, jefe de negocios de Mozilla, decía lo siguiente con respecto a la adquisición:

Nos encanta la manera en la que mantienen esa mentalidad de "el usuario primero", muy similar a la forma en la que orientamos nuestros productos. [La compra] no ha sido sólo acerca de cuántos ingresos pueden obtener con su producto.

Pocket ya se dejó querer con respecto al tema de las adquisiciones hace seis años, cuando Evernote quiso comprar Read It Later. Por entonces el CEO de Pocket, Nate Weiner, rechazó la oferta de la aplicación de notas cuando se hizo evidente que se iban a convertir en una característica dentro de la aplicación principal, en lugar de continuar siendo un producto independiente.

Por otro lado, por aquel entonces no estaba claro que Pocket pudiese llegar a ser un gran negocio. Hoy en día y con los ya citados 10 millones de usuarios, la aplicación es pequeña para los estándares actuales de la era móvil, especialmente para una empresa que está cimentándose sobre un modelo de negocio apoyado por la publicidad. Recordamos que hace seis meses Pinterest compraba Instapaper, rival principal de Pocket.

El servicio consiguió recaudar 14,5 millones de dólares de distintos inversores, entre los que se encuentran los grupos editoriales Great Valley Publishing y Axel Springer. Su equipo de 25 personas seguirá trabajando de forma independiente desde su oficina en San Francisco. Así que, ¿por qué vender ahora? Nos lo explica Nate Weiner en sus propias palabras:

Siempre hemos tenido esta "prueba de fuego" que usamos contra Evernote: ¿nos permitirá esto cumplir nuestra misión siendo más grandes, mejores y más rápido? Nadie había revisado eso antes. Pero con Mozilla está muy claro que con los recursos extraoridinarios de que disponen, la escala a la que se mueve a nivel global y la misicón que compartimos juntos, estamos hechos para entendernos.

Pocket tampoco hará ningún cambio importante en su producto o en su modelo de negocio a lo largo de este año. Con el timepo, Mozilla espera que Pocket les asista en lo que llaman su iniciativa de "gráfico de contenidos", una operación para construir un "motor de recomendaciones" para la web, e integrarlo en el navegador. Después de todo, Pocket es una especie de navegador de cosas que tienes guardadas, además de recomendaciones de amigos tuyos o de personas a las que sigues. Ahora mismo hay guardados 3.000 millones de objetos, según la empresa.

Weiner lleva mucho tiempo promocionando la capacidad de Pocket para identificar artículos de gran calidad y vídeos por el número de veces que se guardan, se leen, se ven y se comparten. Es fácil imaginar que ese índice pronto entrará a formar parte de los algoritmos de recomendación de Mozilla, y desplegarlos a una escala mucho mayor de lo que el servicio podría haber hecho por sí solo.

Tal y como dijo Chris Beard, CEO de Mozilla, sobre la adquisición de Pocket en el blog de Mozilla:

Creemos que el descubrimiento y la accesibilidad de de contenido web de alta calidad es clave para mantener Internet sano luchando contra el aumento de la centralización y los jardines amurallados. Pocket ofrece a la gente las herramientas que necesitan para interactuar y compartir contenido según sus propias reglas, con independencia del hardwere o del silo de contenidos para una experiencia online más segura, más poderosa e independiente.

Desde The Verge apuntan que es difícil tomarse en serio que una aplicación que coge algo de Internet, le quita los anuncios y lo coloca dentro de una aplicación nativa en un teléfono móvil pueda contribuir a la salud de Internet. Lo que Pocket sí hace, según el medio, es convertir la web en algo más útil. Pero tiene mucho camino que recorrer hasta que pueda asegurar que contribuye a mejorar su salud.

Lo que Nate Weiner dice a Firefox es que Pocket puede expandir el alcance del periodismo de alta calidad a una escala mayor:

En un mundo donde estamos enterrados en contenidos, donde se ha vuelto cada vez más difícil separar la señal del ruido, la verdad de la ficción, e incluso se discute el valor de nuestra prensa y palabra escrita, necesitamos una plataforma donde el contenido de alta calidad, que haga pensar y que promueva la libertad de expresión se puedan alzar por encima del resto.

A pesar de estas mesiánicas palabras y de todo lo que digan Mozilla y Pocket, todavía hay que ver qué significa realmente el uno para el otro desde un punto de vista financiero y tecnológico. Para eso todavía no tenemos respuestas, el tiempo lo dirá.