btc

BTCClicks.com Banner

sábado, 5 de noviembre de 2016

Nueva ronda de rumores con respecto a Nintendo Switch



Nueva ronda de rumores con respecto a la consola de Nintendo que verá la luz el próximo mes de marzo. La semana pasada supimos que Nintendo espera vender 2 millones de unidades durante las primeras semanas de lanzamiento, y que en función del número de reservas empezarían a fabricar más unidades. A pesar de que hasta el 13 de enero no conoceremos las características técnicas oficiales de la consola, cada vez vamos conociendo más detalles.

Lo que más interesa a los usuarios, además de los juegos que estarán disponibles para la consola, son las características técnicas que esta tendrá. De momento sabemos que la pantalla será de 6,2 pulgadas y contará con 720p de resolución. El chip de procesamiento estará fabricado por NVIDIA bajo arquitectura Pascal, y contará con una potencia que situará a la consola entre Xbox One y PlayStation 4. Nada mal para ser una portátil.


Ahora, hemos empezado a saber más detalles de la nueva consola de Nintendo. Para empezar, se empezó sabiendo que los kits de desarrollo de la consola contaban con 4 GB de RAM. Finalmente, esta será también la RAM que incluirán las unidades finales para los consumidores. Además, sería el doble de memoria RAM que la Wii U, que contaba con sólo 2 GB.



En cuanto al almacenamiento, la consola contará 32 GB de memoria interna, con slot para tarjetas microSD de hasta 128 GB. Por tanto, por los 4 GB de RAM y los 32 GB de memoria interna podemos ver que estamos antes una consola portátil que se enchufa a la televisión más que una sobremesa con capacidades de portátil.

Por último, el último rumor que hemos sabido estos días es que la consola podría contar con un puerto con USB Type-C, lo cual permitiría utilizar baterías externas para recargarla, más allá de las rumoreadas 3 o 4 horas de uso que duraría la batería incluida en la consola, o incluso utilizar cargadores de teléfono normal y corriente.

De esta manera, podemos ver como Nintendo sigue con su política de ofrecer un hardware que casi equivale a la generación anterior de consolas. Probablemente nunca sabremos qué habría sido de Nintendo si se hubiera convertido en una desarrollado third para otras consolas o PC, pues sus juegos podrían contar con unas especificaciones técnicas mucho mejores sin sacrificar la gran experiencia de juego que suponen sus títulos.