btc

BTCClicks.com Banner

domingo, 13 de noviembre de 2016

La ciudad de Munich recomienda la vuelta a Windows



Según comentan en TechRepublic, el Ayuntamiento de Munich tiene un informe encima de la mesa elaborado por una consultora externa que recomienda la vuelta al software de Microsoft, tanto a nivel de sistema operativo (Windows 10) como de suite ofimática (Microsoft Office).
La idea es ofrecerlo de forma conjunta con LiMux, el proyecto que logró la migración del software privativo hacia soluciones libres, en la tercera ciudad más grande de Alemania. De esta manera se facilitaría que los diferentes departamentos y empleados municipales puedan elegir la configuración que mejor se adapte a sus necesidades.
El futuro de LiMux por tanto no parece asegurado (dudo que la coexistencia pacífica con Microsoft sea posible y en el propio estudio se menciona que una vez Windows vuelva a ser “popular” no tendría sentido seguir utilizando Linux como sistema operativo). Todo dependerá de la decisión política que tomen las autoridades de la capital bávara, en los últimos años bastante críticas con el proyecto LiMux y que fueron las que encargaron este informe a la consultora Accenture.
Una entidad que como denuncia Matthias Kirschner de la Free Software Foundation Europa, tiene importantes lazos comerciales con los de Redmond a través del consorcio Avanade. El objetivo del mismo lo podéis adivinar: expander el ecosistema Microsoft facilitando la migración de las empresas a un mundo más digital. Llamadme desconfiado, pero eso me hace dudar algo de su imparcialidad.
En el informe se menciona algunas críticas del departamento de recursos humanos del ayuntamiento de Munich, en particular por el uso de suites ofimáticas (OpenOffice primero, Libreoffice después), la incompatibilidad con el sistema de seguridad de la empresa SAP SE actualmente utilizado por la ciudad o los errores a la hora de ver documentos PDF’s.
Debido a ello “se recomienda con firmeza una transición rápida y estructurada a Windows, productos Microsoft Office y aplicaciones estándar”.
También el mantenimiento de LiMux durante por lo menos un par de años, mientras se completa la regresión hacia Windows y sus servicios, de los 20 000 ordenadores que actualmente ejecutan el sistema del pingüino (4163 PCs aun permanecen con Windows 7, Vista y XP).
Otra crítica hace referencia a la obsolescencia del software ejecutado, al que llegan a calificar de parcialmente inseguro y desfasado.
Como sabéis LiMux está basado en Ubuntu pero no precisamente en versiones actuales, siendo la edición 12.04 LTS (LiMux 5) la mas habitual. A mi no me parece tan vieja…es de 2012 y con soporte hasta 2017, en cualquier caso bastante más joven que sus equivalentes en Windows.
Como os comentaba antes, ahora falta por ver las reacciones políticas de los diferentes grupos representados en el ayuntamiento. Por lo pronto los verdes han dicho que estudiaran el informe, pero que mantienen su discurso a favor del software libre, y que respecto a las cosas que no funcionan bien, también se podría decir lo mismo respecto de Microsoft. Habrá que ver que dice la gran coalición SPD y CSU.
Esto de Munich no ha sido la única noticia negativa, respecto a la presencia del software libre en las administraciones públicas.
En los últimos días también se ha confirmado que las Fuerzas Armadas de Italia migrarán a Windows 10, algo que esperemos no comprometa su apuesta previa por LibreOffice.
Pero tranquilos seguro que Trump nos da alguna alegría pronto.

Según comentan en TechRepublic, el Ayuntamiento de Munich tiene un informe encima de la mesa elaborado por una consultora externa que recomienda la vuelta al software de Microsoft, tanto a nivel de sistema operativo (Windows 10) como de suite ofimática (Microsoft Office).
La idea es ofrecerlo de forma conjunta con LiMux, el proyecto que logró la migración del software privativo hacia soluciones libres, en la tercera ciudad más grande de Alemania. De esta manera se facilitaría que los diferentes departamentos y empleados municipales puedan elegir la configuración que mejor se adapte a sus necesidades.
El futuro de LiMux por tanto no parece asegurado (dudo que la coexistencia pacífica con Microsoft sea posible y en el propio estudio se menciona que una vez Windows vuelva a ser “popular” no tendría sentido seguir utilizando Linux como sistema operativo). Todo dependerá de la decisión política que tomen las autoridades de la capital bávara, en los últimos años bastante críticas con el proyecto LiMux y que fueron las que encargaron este informe a la consultora Accenture.
Una entidad que como denuncia Matthias Kirschner de la Free Software Foundation Europa, tiene importantes lazos comerciales con los de Redmond a través del consorcio Avanade. El objetivo del mismo lo podéis adivinar: expander el ecosistema Microsoft facilitando la migración de las empresas a un mundo más digital. Llamadme desconfiado, pero eso me hace dudar algo de su imparcialidad.
En el informe se menciona algunas críticas del departamento de recursos humanos del ayuntamiento de Munich, en particular por el uso de suites ofimáticas (OpenOffice primero, Libreoffice después), la incompatibilidad con el sistema de seguridad de la empresa SAP SE actualmente utilizado por la ciudad o los errores a la hora de ver documentos PDF’s.
Debido a ello “se recomienda con firmeza una transición rápida y estructurada a Windows, productos Microsoft Office y aplicaciones estándar”.
También el mantenimiento de LiMux durante por lo menos un par de años, mientras se completa la regresión hacia Windows y sus servicios, de los 20 000 ordenadores que actualmente ejecutan el sistema del pingüino (4163 PCs aun permanecen con Windows 7, Vista y XP).
Otra crítica hace referencia a la obsolescencia del software ejecutado, al que llegan a calificar de parcialmente inseguro y desfasado.
Como sabéis LiMux está basado en Ubuntu pero no precisamente en versiones actuales, siendo la edición 12.04 LTS (LiMux 5) la mas habitual. A mi no me parece tan vieja…es de 2012 y con soporte hasta 2017, en cualquier caso bastante más joven que sus equivalentes en Windows.
Como os comentaba antes, ahora falta por ver las reacciones políticas de los diferentes grupos representados en el ayuntamiento. Por lo pronto los verdes han dicho que estudiaran el informe, pero que mantienen su discurso a favor del software libre, y que respecto a las cosas que no funcionan bien, también se podría decir lo mismo respecto de Microsoft. Habrá que ver que dice la gran coalición SPD y CSU.
Esto de Munich no ha sido la única noticia negativa, respecto a la presencia del software libre en las administraciones públicas.
En los últimos días también se ha confirmado que las Fuerzas Armadas de Italia migrarán a Windows 10, algo que esperemos no comprometa su apuesta previa por LibreOffice.
Pero tranquilos seguro que Trump nos da alguna alegría pronto.