btc

BTCClicks.com Banner

martes, 27 de septiembre de 2016

Chrome y Firefox están acabando con tu SSD



Los discos SSD están empezando a conquistar nuestros ordenadores. La bajada de su precio con respecto a los HDD tradicionales junto conel importante aumento de rendimiento que ofrecen, los convierten en una inversión casi obligatoria que todos deberíamos realizar en algún momento. No obstante, la vida útil de estos discos puede estar comprometida con algo tan simple como el uso de los navegadores Google Chrome y Mozilla Firefox. Os contamos lo que está sucediendo y os explicamos lo que tenéis que hacer para evitar que acaben con vuestro SSD.

Nuestros compañeros de SoftZone se hacen eco de un “problema” que está afectando a todos los usuarios con unidades SSD en sus equipos. Nos explican que estas unidades basadas en tecnología flash, son mucho más rápidas, pero también cuentan con un número determinado de ciclos de lectura. Una vez superados esos ciclos, la velocidad, el rendimiento y la fiabilidad disminuyen, llegando a aparecer errores de lectura y escritura.

¿Cómo están acabando Chrome y Firefox con tu SSD?

Los fabricantes de unidades SSD suelen recomendar una media de X ciclos de lectura/escritura. Con un uso normal no llegaremos a superar esta cifra, pero se ha descubierto que el comportamiento de los navegadores Google Chrome y Mozilla Firefox pueden estar perjudicando a los discos. Concretamente, al escribir una media diaria de entre 10 y 30 GB, una cantidad muy por encima de la recomendada.

El motivo principal lo encontramos en que están constantemente creando archivos del tipo recovery.js, destinados a la recuperación de la sesión en el caso de cierre inesperado del navegador. También para las cookies que se generan durante la navegación. El número de gigas escrito al día crece conforme más páginas visitamos o más pestañas tengamos abiertas al mismo tiempo.

En Firefox hay solución, en Chrome por ahora no

Tal y como aseguran desde ServeTheHome, modificar Firefox para definir el número de ficheros recovery.js generados, es una solución para reducir el impacto del navegador sobre las unidades SSD. Para ello, accederemos al menú de configuración avanzada mediante el comando “about: config” en la barra de direcciones. Ahí buscaremos“browser.sessionstore.interval“ cuyo valor por defecto es de 15.000 (15 segundos). Cambiaremos el valor por algo superior, como 300.000 y 1.800.000 para que sea cada 5 minutos o 30 minutos respectivamente.

En Google Chrome se ha detectado un comportamiento similar, pero, por el momento, no hay solución al problema. Suponemos que esta información habrá llegado a oídos de Google y pronto implementarán medidas para evitar el progresivo degradado de nuestras unidades SSD.