btc

BTCClicks.com Banner

lunes, 8 de agosto de 2016

Robaron más de 100 coches ‘hackeándolos’



La Policía de Houston ha detenido a dos ladrones acusados de robar más de 100 coches. La técnica empleada para ello aprovechaba vulnerabilidades en el software de tales vehículos, que en su mayoría eran de los fabricantes Dodge y Jeep, en este segundo caso también de modelos que se comercializan en nuestro país. Desaparecían sin muestra alguna de haber forzado el vehículo, y esto es porque, como comentábamos, a través de un portátil se conectaban con la centralita del vehículo, modificaban su software y se los llevaban conduciéndolos con completa normalidad.

No captaban la frecuencia del propio mando del vehículo, ni lo abrían a la fuerza, ni utilizaban el reciente método que aprovecha la señal inalámbrica de la llave. Sencillamente, desde dentro conectaban un ordenador portátil y modificaban su software para tomar control completo de una forma normal. Es decir, que aunque no han descrito el método exacto por cuestiones de seguridad, la Policía de Houston ha podido ver cómo estos vehículos eran robados aprovechando vulnerabilidades de software, sin ningún tipo de manipulación física por la fuerza. Y el problema es que, como explican, la evolución de la inteligencia de los vehículos está provocando que este tipo de robos sigan creciendo.

Si años atrás se ha visto cómo los vehículos se robaban siendo cargados en camiones, o forzando sus puertas, en este caso se han registrado robos sin fuerza y en los que el ladrón se marcha en el propio vehículo. Dado que pueden tomar control de la informática a bordo, una vez explotada la vulnerabilidad de software que corresponda, el vehículo es controlado de manera completa como si se hubiera utilizado la propia llave. Y e este caso concreto, según han explicado, los vehículos ‘desaparecían misteriosamente’ de la noche a la mañana, puesto que eran conducidos directamente a otros países. La alarma de los mismos no llegaba a sonar en ningún momento, y en la zona no se registraba resto alguno de posibles daños.

El vídeo que acompaña a este artículo muestra, sin embargo, que en cuestión de minutos los ladrones eran capaces de acceder al vehículo y, desde dentro, sin hacer apenas ningún ruido o movimiento sospechoso, aprovechaban estas vulnerabilidades para llevárselos. Y los detenidos eran chavales de 22 y 24 años, con conocimientos informáticos.