btc

BTCClicks.com Banner

lunes, 15 de agosto de 2016

Fallo grave en Windows 10 Anniversary Update



Tras la actualización Anniversary Update, que comenzaba a estar disponible a principios de este mes, algunos usuarios se han quejado de que Windows 10 se ‘congela’ al abrir determinadas aplicaciones. Y aunque no hay cifras concretas al respecto, parece que no son demasiados los afectados por este problema, pero Microsoft lo ha reconocido y ha explicado cuáles son las causas: tiene que ver con una configuración con HDD y SSD, y ya han adelantado que hay en camino una solución.

Mas informacion tras el salto





La compañía de Redmond ha tardado unos días pero ha admitido que el problema es real, y comentado que ya están trabajando por lanzar un parche que lo solucione. El problema, según han explicado, efectivamente se produce en ordenadores con Anniversary Update, pero concretamente en los que tienen Windows 10 en un disco duro, y las aplicaciones en otro. Es una configuración que busca el máximo rendimiento, y que habitualmente consiste en instalar Windows 10 en un SSD y las aplicaciones en un HDD, de forma que el arranque es lo más rápido posible, dadas las mayores especificaciones técnicas en velocidad de lectura de un disco duro de estado sólido.

Y según han explicado, lo que ocurre a estos usuarios afectados es que Windows 10 carga con normalidad, pero se producen problemas cuando se cargan apps desde otro disco duro. Es decir, que el problema está en la actualización Anniversary Update, que no es capaz de trabajar correctamente cuando se trata de cargar una aplicación instalada en otro medio que no sea el suyo propio. ¿La solución? Hay dos posibilidades, y mientras que una es esperar con paciencia a que sea publicado el parche que solucione el contratiempo, la otra es usar el modo seguro para, desde aquí, mover las aplicaciones al mismo medio en que esté instalado Windows 10 con la actualización Anniversary Update. El problema, evidentemente, es que a algunos usuarios no les ‘caben’ estas aplicaciones en el mismo SSD de arranque, que suele ser de capacidad mucho menor.

La cuestión es que se ha podido comprobar también que en modo seguro no se producen problemas con Windows 10 Anniversary Update, a pesar de que se mantenga exactamente la misma configuración. Por lo tanto, es la única forma de hacer cualquier tipo de cambio, si cumpliéramos con los requisitos necesarios para la operación que sugiere la compañía de Redmond.