btc

BTCClicks.com Banner

lunes, 1 de agosto de 2016

Ahorra tanto batería y datos cuando uses Pokémon Go



Tengáis la suerte o no de estar ya de vacaciones, lo cierto es que posiblemente muchos de vosotros estéis enganchados a lo que está siendo una de las aplicaciones estrella para dispositivos móviles de este verano, hablamos, como no podía ser de otro modo, del juego Pokémon Go.

Estos días, cuando salimos a pasear por la calle, no es extraño encontrarnos con jóvenes, y no tan jóvenes, caminando por la calle sin dejar de mirar la pantalla del móvil. Sí, cierto es que eso es algo bastante habitual estos últimos años, pero desde el lanzamiento de este juego, esto es algo que se ha multiplicado exponencialmente. De entre las principales características que han hecho a Pokémon Go tan popular, se puede destacar el uso de la realidad aumentada, lo que permite una interacción del usuario con el juego en sí no vista hasta la fecha. Sin embargo esto también tiene algunos inconvenientes, y es que el hecho de salir a la calle a cazar Pokémon puede «fundir» tanto la batería de nuestro smartphone en muy poco tiempo así como gastar una buena cantidad de datos de la tarifa que tengamos contratada.

Por todo ello es recomendable, antes de lanzarnos a la calle a capturar estos personajes, que tengamos en cuenta una serie de premisas que nos podrán ser de gran ayuda a la hora de lograr aumentar la autonomía de nuestro dispositivo móvil y ahorrar, en la medida de lo posible, datos. Este, en ocasiones, desmedido gasto de energía y datos, se debe en buena medida a que el juego requiere tener la pantalla del móvil encendida casi todo el rato y además con el GPS en funcionamiento para situarnos en el mapa y actualizando datos constantemente.

Por ello es casi imposible que el uso Pokémon Go no consuma más energía y datos que la mayoría del resto de juegos y aplicaciones, pero sí que podemos mermar ese gasto considerablemente, veamos algunos consejos para lograrlo.

Ahorro de batería

Este es uno de los mayores hándicap de este juego, donde el consumo energético es muy superior a lo que estamos acostumbrados en otras aplicaciones, por lo que es recomendable tomar ciertas medidas antes y durante el uso del software. Por un lado es recomendable desactivar tanto la conectividad WiFi como el Bluetooth del dispositivo móvil, ambas innecesarias en la mayoría de la ocasiones en este juego. Asimismo siempre será de agradecer que tengamos activadas las funciones de ahorro de energía tanto en el propio smartphone como en el juego en si, algo que aumentará el tiempo de vida de nuestra batería antes de la siguiente recarga.

Otro de los apartados que hará que la autonomía del móvil sea mayor y que no afecta demasiado al funcionamiento de Pokémon Go son los sonidos y la música que la app incluye y que lleva activos por defecto. Además, aunque este sea menos relevante, otro aspecto interesante sería cerrar todas las aplicaciones que no sean el propio juego, incluso las que están en segundo plano, así como desactivar las notificaciones que puedan llegarnos de estas, o al menos hacer caso omiso de las mismas, es decir, centrarnos única y exclusivamente en cazar Pokémon.

Para terminar con este apartado os recomendamos que echéis un vistazo a las ventajas que en determinadas ocasiones nos puede ofrecer el usar el “modo avión” en nuestro teléfono móvil, lo que ayuda al ahorro tanto de datos como de batería, algo muy útil en el caso que nos ocupa.

Debido a que este juego habitualmente se usa por la calle, lo más normal es que estemos casi constantemente «tirando» de nuestra conexión 3G o 4G en lugar de WiFi, con el gasto que esto acarrea. Para ello en primer lugar quizá sería recomendable, al menos en este caso, utilizar datos 3G en lugar de 4G, ya que podremos seguir jugando casi del mismo modo y el consumo podría disminuir. Además también tenemos la posibilidad de desactivar la atractiva realidad aumentada de este juego, algo que podremos hacer en determinadas ocasiones, por ejemplo a la hora de capturar el Pokémon. De este modo no veremos la calle que nos rodea, pero el consumo del GPS también será menor.

Hablando del GPS, también tenemos la posibilidad, antes de salir de casa a «cazar», de descargar los mapas de la zona por la que nos vamos a mover previamente vía WiFi, algo que podremos llevar a cabo desde la aplicación de Google Maps. Para terminar, aunque parezca obvio, quizá se innecesario llevar abierto Pokémon Go continuamente, por ejemplo cuando nos estamos desplazando de una zona a otra, por lo que siempre es preferible cerrar la aplicación en esos momentos de no uso.