btc

BTCClicks.com Banner

jueves, 7 de abril de 2016

Enlazar contenido pirata no infringe ningún derecho de la UE



Enlazar contenido pirata que ya estaba disponible de forma pública no infringe el derecho de propiedad intelectual. Es la conclusión de uno de los abogados generales de la Unión Europea y su recomendación al Tribunal de Justicia para resolver una disputa de este tipo entre un blog holandés y la revista Playboy.
La abogacía general desempeña el papel de asesoría en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea: los abogados generales aportan su opinión imparcial a los jueces para que estos finalmente aporten la decisión final. A su vez, el Tribunal de Justicia de la UE ayuda a los países miembros a interpretar y aclarar los distintos puntos de la ley europea, como la directiva de los derechos de autor.
Fue la curia europea la que dictaminó que no es ilícito insertar un vídeo con derechos de autor en un blog, como tampoco lo es enlazar contenidos públicos con copyright. Ahora, en respuesta a una petición del Tribunal de Justicia por un caso de 2011 en el que el blog GeenStijl.nl enlazó unas fotos filtradas de Playboy, el abogado general Melchior Wathelet dice lo siguiente:
Considero que los hipervínculos que conducen, incluso de forma directa, hacia obras protegidas no las “ponen a disposición” de un público cuando éstas ya son libremente accesibles en otro sitio, sino que sólo sirven para facilitar su hallazgo. El acto que verdaderamente produce dicho efecto sería el de la persona que efectuó la comunicación inicial.
En otras palabras, no es lo mismo subir un contenido protegido por los derechos de autor sin la autorización del titular que enlazar a un sitio web donde este contenido es accesible de forma pública. El abogado general considera que enlazar a un contenido pirata, ya sea directamente al contenido o a una web de descargas, no constituye una infracción de copyright.
Se trata de un caso específico contra un medio, pero son buenas noticias para los usuarios de redes sociales, foros y blogs: aunque la decisión final la tenga el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, puede que enlazar deje de interpretarse como un delito de una vez por todas.