btc

BTCClicks.com Banner

martes, 16 de febrero de 2016

Windows 10 continua enviando tus datos aunque le digas que no lo haga

Mientras que Windows 10 se posiciona como uno de los mejores sistemas operativos de la compañía (aunque aún hay un gran número de usuarios en contra), una de las principales quejas respecto a este sistema operativo es la gran cantidad de información personal y de uso que envía el sistema operativo a Microsoft, generalmente con fines telemétricos. Windows 10 permite a los usuarios bloquear el envío de todo tipo de datos a Microsoft de manera que los usuarios más preocupados por su privacidad puedan utilizar el sistema sin que su información termine en manos de Microsoft, sin embargo, esta configuración está lejos de ser realmente efectiva y bloquear, como asegura, el envío de datos a la compañía.
Todo el envío de información a Microsoft se realiza de forma totalmente invisible, es decir, el sistema operativo recopila información y la envía a Microsoft sin que el usuario tenga constancia ni nada que ver en el proceso. Como hemos dicho, tanto durante la instalación como en cualquier momento a través del panel de configuración, el sistema operativo permite configurar las diferentes opciones de privacidad del mismo según nuestras preferencias.

Un usuario de Voat decidió comprobar si, de verdad, dichas opciones eran efectivas o simplemente buscaban un efecto placebo de los usuarios más exigentes con su privacidad. Para ello, este usuario creó una pequeña red local con salida a Internet donde instaló a su router un firmware DD-WRT con las funciones de log remoto activadas y reenviadas a un ordenador con Linux Mint
En dicho equipo, el usuario instaló una máquina virtual VirtualBox con Windows 10 (con la versión Enterprise) y, durante la instalación del sistema operativo, desactivó todas las opciones de privacidad en el asistente de personalización. Una vez finalizó la instalación y el sistema operativo estaba listo (sin ningún tipo de software adicional instalado) lo dejó en reposo y comenzó a controlar la actividad de la máquina virtual de Windows 10 en el registro del router.
Tras 8 horas, el sistema operativo de Microsoft realizó un total de 5508 intentos de conexión sin ninguna explicación aparente.
Tras 30 horas de uso, el número de conexiones hacia servidores tanto de Akamai como de Microsoft ha aumentado exponencialmente. Podemos ver todas estas conexiones registradas en el Pastebin que ha publicado este usuario.

En muchas ocasiones hemos hablado de diferentes programas que nos ayudan a configurar fácilmente todas las opciones de privacidad de este sistema operativo. Estos programas, por lo general, tienen control sobre ciertas opciones internas (por ejemplo, cambios en el registro) que, por defecto, no son accesibles para los usuarios desde el panel de configuración. Por ello, tras ejecutar un programa de estos (concretamente “Disable Windows 10 Tracking”), los resultados de privacidad han mejorado, pero no han mantenido la privacidad al 100% como debería haber ocurrido.
Tras utilizar este programa para bloquear el envío de datos a Microsoft, tras unas nuevas 8 horas de control, el mismo Windows ha disminuido el número de conexiones y el número de direcciones IP únicas se ha reducido de 95 a 30. Tras unas nuevas 30 horas, los resultados han mejorado, pero siguen estableciéndose un gran número de conexiones hacia servidores de Microsoft.
Es comprensible que se establezcan algunas conexiones (para comprobar actualizaciones o licencia, por ejemplo), sin embargo, un número tan elevado de ellas puede ser que oculte algo más. No se sabe con certeza por qué se establecen dichas conexiones ni qué datos se envían a través de cada una de ellas, lo que está claro es que las opciones de privacidad de Windows, aunque bloquean algunas conexiones, no bloquean la totalidad de ellas, y que Microsoft recopila información sobre los usuarios, aunque estos especifiquen explícitamente que no lo haga.